Murió el hombre, pero no su nombre. Gonzalo Trespaderne Arnaiz.pdf

Un hombre que investiga sobre el Príncipe don Juan Manuel viaja al lugar donde está enterrado. Allí, una mujer le ofrece parte de su obra perdida a cambio de dinero. Él acepta. Entonces aparecen otras personas igualmente interesadas en hacerse con ella. La esposa lee con sus hijos una especie de diario en el que se detalla lo ocurrido desde la primera entrega hasta la última, mezclado con una composición sobre los siete pecados capitales. Pero llega un momento en que no son capaces de distinguir entre lo que ha podido suceder realmente y lo que no es más que el producto de una imaginación desbocada.

A lo largo de este relato nos adentraremos en el legado cultural de uno de los padres de la lengua castellana y caballero medieval de leyenda. También visitaremos ciudades como Peñafiel, Briviesca, Burgos, Villena, Alicante, Adra, Granada o Bolonia, junto a otros encantadores lugares.

Para saber más sobre la imagen de la portada, elaborada por el pintor Pedro Marco, puedes echar un vistazo a este comentario que dejé hace algún tiempo en Facebook: https://www.facebook.com/gonzalotrespadernearnaiz/posts/960894197999296